El aborto es un tema difícil — Michael Huemer

Traducción del artículo originalmente titulado Abortion Is Difficult

Hay una cosa en la que los extremistas pro y anti aborto pueden estar de acuerdo: que el asunto es intelectualmente trivial, que la respuesta correcta es cegadoramente obvia. No están de acuerdo sobre qué posición es cegadoramente obvia y cuál estúpidamente malvada.

Aunque no estoy de acuerdo. Creo que el tema del aborto es difícil. De hecho, si crees que el tema es fácil, entonces diría que eres irracional. De todos modos, aquí están algunas de las razones por las que es difícil.

Hay dos preguntas principales: i) ¿Tienen los fetos derecho a la vida? ii) Si los fetos tienen derechos, ¿sigue estando bien abortar?

Empiezo por la (i). Aquí están algunas de las complejidades:

  1. Muy pocas personas piensan que todos los fetos tienen derecho a la vida desde el momento de la concepción, o que ningún feto tiene derecho a la vida ni siquiera un segundo antes del nacimiento. Casi todos tienen alguna posición intermedia. Lo que significa que i) se convierte, para la mayoría, en una cuestión de trazado de líneas; la mayoría de las personas «pro-vida» son personas que trazan la línea relativamente temprano, mientras que las personas «pro-elección» lo hacen relativamente más tarde. Pero hay un desarrollo continuo desde el momento de la concepción hasta el nacimiento; no hay un cambio cualitativo repentino y observable. Lo que hace que sea extraño que algunas personas piensen que eres estúpido o malvado si no trazas la línea en el mismo lugar que ellos. Algunas líneas divisorias candidatas y por qué son problemáticas:
  • El momento en que el feto tiene un latido es moralmente irrelevante.
  • El momento en el que se hace viable tampoco parece moralmente relevante, sobre todo porque ese momento es relativo al estado actual de la tecnología médica.
  • Cuando el feto se vuelve consciente marcaría un cambio moralmente relevante, pero eso no es observable por nosotros.
  • El hecho de que tenga o no ondas cerebrales sería relevante para su conciencia, pero sólo como una condición necesaria débil (podría haber ondas cerebrales sin conciencia).
  • Cuando el feto adquiere un alma sería relevante, pero eso también es inobservable.

2. Incluso si el feto es consciente en algún momento, eso no significa necesariamente que tenga los derechos de una persona; después de todo, los animales no humanos son conscientes, pero pocos les atribuyen los derechos de una persona.

3. Tal vez la personalidad potencial confiere el mismo derecho a la vida que la personalidad real. Algunos lo afirman con mucha confianza, otros lo niegan con mucha confianza. Hay una vaga verosimilitud en ambos puntos de vista.

  • Pero ten en cuenta que si se apela a la personalidad potencial, hay que sostener que una persona normal es la misma entidad que el feto a partir del cual se desarrolló esa persona. (No dije «la misma persona» porque tal vez el feto no es una persona) De lo contrario, sería falso que el feto tiene el potencial de ser una persona más adelante. Pero esto no es obvio y depende de cuestiones en la teoría de la identidad personal. La identidad personal es un área de la filosofía increíblemente desafiante, controvertida y paradójica, en la que no hay visión que no esté sujeta a poderosas objeciones.

4. Tal vez para tener derecho a la vida, hay que tener una concepción de sí mismo como un sujeto de experiencia que continúa a través del tiempo (punto de vista de Michael Tooley). Este punto de vista tiene cierta plausibilidad. También lo hace la negación de este punto de vista.

  • Tooley lo argumenta basándose en la premisa de que para tener derecho a x, uno debe ser capaz de tener deseos sobre x. Tal vez eso sea cierto. O tal vez uno sólo necesita ser tal que uno desarrollará naturalmente deseos sobre x en el futuro si nadie interfiere.
  • En general, hay alrededor de un millón de teorías que la gente puede elaborar sobre lo que se necesita para tener un «derecho», todas con la misma vaga verosimilitud. No hay consenso, y no hay buenos argumentos que establezcan que una versión es mejor que todas las demás. Nadie debe confiar en ninguna teoría sobre la base de los derechos.

5. Algunos dicen que el momento de la concepción es especial, porque es en ese momento cuando primero hay una entidad con un potencial genuino para convertirse en una persona. Pero esto no es cierto. Un óvulo y un espermatozoide, donde el espermatozoide está nadando hacia el óvulo, también tienen el potencial de convertirse en una persona. Tendemos a pasar esto por alto sólo porque nuestro esquema conceptual ordinario no reconoce la «combinación de espermatozoides y óvulos» como un objeto; pero esto es simplemente una cuestión de dónde trazamos arbitrariamente los límites conceptuales. No hay ninguna diferencia cualitativa entre el esperma más óvulo y el óvulo recién fertilizado.

  • En caso de que te sientas tentado a decir que antes de la fecundación, es indeterminado qué espermatozoide llegará al óvulo: imagínate que hay un óvulo en una placa de petri (preparada para la fecundación in vitro), con un solo espermatozoide a punto de fecundarlo. Es inverosímil que la combinación esperma-óvulo sea entonces una entidad con todos los derechos de una persona.

En cuanto a la pregunta ii), ¿está permitido abortar fetos si tienen derecho a la vida?:

  1. Thomson dice que estaría bien expulsar al feto de tu cuerpo, aunque tenga derecho a la vida, porque su derecho a la vida no implica que tengas el deber de mantener su vida usando tu propio cuerpo; eres dueño de tu cuerpo, y no tienes que dejar que nadie lo use, aunque lo necesite para sobrevivir. (Ver la famosa hipótesis del violinista).
  • Este es un argumento libertario de derechas, que apela a la autopropiedad y a una concepción puramente negativa de los derechos (yay). No obstante, observo que muchas personas de izquierda parecen encontrar este argumento convincente, pero rechazan el mismo tipo de lógica libertaria de «sólo derechos negativos» en otras áreas (por ejemplo, cuando se trata de si tengo que usar mi trabajo o recursos para apoyar a los pobres).

2. Ahora deja de lado la ideología, si puedes. Es plausible que tengas la obligación moral de hacer algún sacrificio personal para salvar la vida de una persona necesitada, cuando eres el único capaz de salvar a esa persona. Pero también, hay un límite en cuanto a cuánto se puede esperar razonablemente que se sacrifique. Lo que significa que hay otro problema trazando la línea, y la gente podría diferir razonablemente sobre cuánto puede estar obligado a sacrificar una persona.

  • Si crees que es obvio que llevar un feto a término es un sacrificio irrazonable, ten en cuenta que depende de cuáles son las razones para no querer llevarlo a término. Puede haber razones muy serias, pero también puede haber razones muy malas. Así que presumiblemente el argumento de Thomson no apoya posiciones muy fuertes pro-elección en las que uno tiene derecho a un aborto por cualquier razón.

3. Mucha gente piensa que los padres tienen obligaciones especiales para con sus hijos, de tal manera que tendrías que hacer mucho más para salvar a su hijo que lo que tendría que hacer para salvar a un extraño. ¿Significa esto que una madre tiene obligaciones especiales con su feto? ¿O estas obligaciones sólo se aplican al nacer?

  • Thomson dice que «seguramente» no tenemos ninguna obligación especial a menos que la hayamos asumido voluntariamente, pero esto está lejos de ser obvio.

4. Si tienes derecho a abortar debido al estilo de argumentación de Thomson, no sería un derecho a matar el feto en sí mismo; sería un derecho a extraer el feto de tu cuerpo (así que si puede sobrevivir fuera del útero, no puedes seguir matándolo). P: Los abortos tradicionales matan primero al feto, para poder extraerlo; no extraen primero al feto, donde su muerte es entonces un efecto secundario. Algunos piensan que hay una diferencia importante entre matar a X como un medio para Y y matar a X como un efecto secundario previsto de Y. ¿Es esto importante para la moralidad del aborto?

Una última cuestión moral: Supongamos que estamos muy inseguros de que el aborto esté seriamente mal. ¿Cuál debería ser entonces la política pública? Dos argumentos plausibles a primera vista:

  1. Debe prohibirse, porque en general, si una acción tiene una posibilidad bastante buena de matar a algunos inocentes, esa acción será prohibida (y con razón), a menos que haya alguna razón extremadamente fuerte a favor de ella. Por ejemplo, no puedo jugar a la ruleta rusa con gente inocente (no dispuesta), ya que el riesgo es demasiado alto. Dado que el tema del aborto es difícil, debemos concluir que hay una gran posibilidad de que el aborto sea moralmente comparable a matar a gente inocente, por lo que debería ser prohibido.
  2. Debería permitirse, porque en general, una persona sólo debería ser castigada legalmente cuando el Estado está bastante seguro de que esa persona ha hecho algo malo. Esto refleja la convicción de que es peor castigar a las personas injustamente que no castigarlas justamente, lo que explica por qué tenemos la presunción de inocencia en el sistema de justicia penal. Dado que el aborto es una cuestión difícil, debemos concluir que nunca está fuera de toda duda razonable que cualquier persona que haya tenido (o realizado) un aborto haya hecho algo malo. Es decir, están en una posición moralmente comparable a la de una persona acusada de asesinato pero sólo hay algo así como un 50% de posibilidades de que lo haya hecho. Tal persona sería liberada con razón.

No tengo muchas conclusiones de todo esto. Pero aquí hay una conclusión: Si el tema del aborto te parece muy simple y obvio, entonces probablemente eres un ideólogo dogmático, y tu ideología te impide apreciar esta cuestión tan sutil y compleja. El aborto es un tema muy interesante intelectualmente, relacionado con todo tipo de temas importantes, y muy difíciles y controvertidos: Cuestiones sobre la identidad personal, la potencialidad, el fundamento de los derechos, la base física de la conciencia, la doctrina del doble efecto, las obligaciones especiales con la familia, las concepciones negativas frente a las positivas de los derechos y el problema de la incertidumbre moral.

Difusión de artículos de política, economía, derecho, filosofía, y de temática libertaria en español